miércoles, 29 de abril de 2009

Otra investigación ya es posible


Hacia un nuevo modelo de contratación de los investigadores en formación.
...Y bien encaminados hacia un nuevo modelo de carrera investigadora que regule su desarrollo profesional. No sólo un nuevo modelo de formación para jóvenes investigadores, sino una nueva estructuración de toda la carrera investigadora acorde con la Carta Europea del Investigador y que pronto será realidad en la nueva Ley de la Ciencia y la Tecnología que ha anunciado el presidente del Gobierno.
El Congreso de los Diputados, esta vez con el respaldo de todos los grupos parlamentarios, ha aprobado una proposición no de ley que insta al Gobierno a contemplar en la redacción de la futura ley de la Ciencia y la Tecnología la definición y regulación contractual de las etapas iniciales de la carrera investigadora. Con especial incidencia en la etapa de formación predoctoraly con el fin de adecuar la legislación laboral a la estructura de titulaciones universitarias derivada de nuestra adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior.
He tenido la oportunidad de defender la posición de mi grupo en la Comisión de Ciencia e Innovación. Valoro la disposición favorable de todos los portavoces que aceptaron nuestra propuesta de transacción casi en su integridad. De este modo, manifestamos el sentir unánime de la Cámara para impulsar los contratos laborales, la evaluación continua y la mejora de la protección social para el personal investigador en formación. Hoy podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el fin de la investigación precaria está más cerca. Porque no se trata de una iniciativa aislada, sino de un paso más en la buena dirección que marcó aquella iniciativa del Parlamento de Andalucía que el Congreso tomó en consideración allá por el mes de septiembre de 2008: una Proposición de Ley sobre contratación de los investigadores en formación y la mejora de su protección social. Pero si alguien piensa que hemos esperado hasta 2008 para dar respuesta a esta demanda tengo que decirle que se equivoca. ¿Por qué?

Porque no partimos de la nada. Porque dimos un gran paso en la pasada legislatura cuando el Gobierno aprobó el Real Decreto 63/2006 el Estatuto del Personal Investigador en Formación, el EPIF, según el modelo 2+2. Una herramienta jurídica que supuso un gran avance sobre la situación precedente, que mejoró sustancialmente la figura del becario al que extendimos durante los dos primeros años los beneficios de la Seguridad Social, asimilándoles a trabajadores por cuenta ajena, y que supuso, además, la consolidación de la figura de personal investigador en formación "en fase de contrato", durante dos años, en los que disfruta ya de los derechos de carácter laboral y los relativos a los de seguridad social. Unas medidas que supusieron un coste de 25 millones de euros y que fueron el resultado del cumplimiento de un compromiso electoral.Ahora ha llegado el momento de dar un paso más para acabar definitivamente con la posibilidad de una utilización fraudulenta del trabajo del becario, las falsas becas en las que el becario desarrolla un auténtico trabajo por cuenta ajena. Aprovecharemos la posibilidad que nos abre la Proposición de Ley que llegó del Parlamento de Andalucía, y de la que formaré parte como ponente durante las próximas semanas, para cerrar un gran acuerdo que permita culminar con éxito el camino iniciado. Un acuerdo que facilite la consolidación de una política de contratos laborales para el personal investigador que redunde en la mejora de la protección social de los investigadores predoctorales y en un reconocimiento social y laboral más justo. Y que entonces podamos decir junto a la Federación de Jóvenes Investigadores eso de que "otra investigación ya es posible".

14 comentarios:

José Antonio dijo...

Luís:
Paul Krugman, premio Novel de economía 2008 y uno de los más agudos críticos de la evolución de la economía mundial, en la reciente visita a Madrid, manifestó que dentro de diez años deberán ser los científicos los que marquen las pautas de la sociedad y no los banqueros, como ocurre ahora. Con los recursos técnicos y con las infraestructuras actuales se puede socializar un modo de vida sostenible para todos. Pero seguimos siendo culturalmente bárbaros y éticamente sin piedad.
Todo lo que sea ayudar a la investigación bien venido sea.
Aunque sea una anécdota, las Ingenierías superiores y las Técnicas siguen en El Ejido, bien es cierto que el próximo curso ya pasan a Teatino, por fin.
Un saludo

Elena Pinero dijo...

Ciertamente el Estatuto del Personal Investigador en Formación supuso un avance por allá por el 2006. Lástima que la protección Social a los becarios durante sus 2 primeros años de trabajo no incluya la prestación por desempleo, el seguro de accidentes laborales o incluso el seguro médico. Lástima también que el gobierno decidiera en último momento no incluir a todos los investigadores en fase inicial bajo el paraguas del EPIF, dejando fuera cualquier "ayuda" a la investigación que no tuviera como objeto la realización de una tesis doctoral. Resultado: miles de investigadores siguen hoy siendo remunerados como BECARIOS con cargo a proyecto (si, esos proyectos del famoso Plan Nacional). Ciertamente se presenta una oportunidad única de arreglar este desaguisado. Cómo? Aprobando una Proposición de Ley del Parlamento de Andalucía que incluya a TODOS y CADA UNO de los investigadores de nuestro país, que ya va siendo hora.

Veremos si nuestros gobernantes dan la talla.

Luis Tomás dijo...

Ya no es necesario proyectarse diez años hacia adelante para comprobar los efectos de una apuesta decidida por la ciencia. El caso de Finlandia es una evidencia palpable.
Elena: Es cierto que el EPIF, aun cuando constituyó un paso muy importante,no ha resuelto el problema. Creo que hay que ir incluso un poco más lejos de lo que proponía la P.L. del Parlamento Andaluz y configurar una carrera investigadora conforme a lo previsto en la Carta Europea.

gatalunatica dijo...

Ojalá tus predicciones se cumplan...mientras seguiremos investigando con lo que podamos.Besitos papi.

Nachete dijo...

Estimado Luis,

¿Consideras que la conformación de esa carrera investigadora se hace dejando fuera a una buena parte de los investigadores del sistema científico español de la cobertura que otorga la Seguridad Social? O, lo que es lo mismo, ¿no se contradicen tus afirmaciones con lo que pretende el GPS de dejar fuera de la PLA a todos aquellos investigadores que no sean predoctorales? Poco conocimiento del sistema parece evidenciar este planteamiento, dejando de lado a un número tan numeroso (y precario) de investigadores.

Y por apuntillar un poco más... ¿no se contradice también un poco con la propuesta de Ley de la Ciencia salida del ministerio de Ciencia e Innovación y del grupo de expertos, en la cual la contratación temporal de doctores puede llegar hasta el infinto y más allá?

Creo que antes de arrogarse tantas medallas, sería mejor hacer las cosas "un poco mejor".

Cordiales saludos

Luis Tomás dijo...

Es evidente la respuesta,Nacho. No es posible vertebrar una carrera investigadora basada en la exclusión ni en la utilización fraudulenta de la figura del becario. Me parece un poco arriesgado afirmar que el GPS quiere dejar fuera de la protección social a los investigadores no predoctorales. Estoy de acuerdo en q tenemos que hacer mejor las cosas, y, por cierto, no por las medallas. Por este motivo trabajamos en una propuesta de enmiendas con amplitud de miras y buscando el consenso con los demás grupos políticos. Solo espero q la situación económica no frene nuestras intenciones.
Saludos

Nachete dijo...

Querido Luis,

La afirmación no es arriesgada. Tan sólo es necesario echar un vistazo al trasiego de la PL-A en el Congreso para darse cuenta de la actitud del GPS. Partiendo de la base que el propio PSOE apruebe algo en el Parlamento Andaluz para luego ponerle mil trabas en el Congreso de los Diputados es, cuando menos, esquizofrénico, sino que evidencia las muchas medias tintas que hay en este país con la tan manida "apuesta por la I+D+i" y el esperado cambio de modelo económico.

Y lo de la situación económica. Dice un proverbio latino: excusatio non petita, accusatio manifiesta.... Hombre, reconozco que la economía de un estado es algo complicado, no puedo entrar a valorar esas cuestiones que desconozco. Pero entenderás que que se venga racaneando con estas cuestiones, con los derroches que se hacen en tantas otras cuestiones... Pues cuando menos irrita un poco a la gente que os votamos (a uno y a otro color, no es una crítica focalizada sólo a vuestro partido). Creo que los políticos de este país hace tiempo que perdistéis el contacto con "el votante" (en mi humilde opinión).

En fin, a la espectativa estaremos muchos, confiando en que nuestros políticos no nos vuelvan a defraudar. Aunque tal y cómo van saliendo las cosas últimamente, entre crisis, gripes, borradores de Ley de la Ciencia que unen multitud de voces a coro en su contra, creo que pintan bastos en el futuro de la investigación en España.

Saludos cordiales
Nacho

Felipe dijo...

Tras leer la entrada me siento mucho más tranquilo. Entiendo que el borrador de la Ley de la Ciencia va a ser entonces modificado considerablemente, incluyendo por fin a pre y postdoctorales dentro de la carrera investigadora (curioso, en el borrador no se les incluía), y bajo formas contractuales aceptadas en el Estatuto de los Trabajadores. Y, si es cierto lo que se dice en la entrada, esta Ley acabará por fin con las becas sin derechos laborales (o con una Seguridad Social desleída, como la del EPIF).

Por supuesto, doy saltos de alegría al comprobar que, por fin, el PSOE ha dejado de bloquear su propia iniciativa legislativa (sí, ese camino iniciado en Andalucía por fin concluirá, tras alcanzar el récord de bloqueo en el parlamento). Por fin tendremos una normativa que acabará con las becas, que asegurará los contratos para todos los investigadores, y que contemplará la reparación retroactiva para todos aquellos que estuvieron trabajando con becas, muchas concedidas por organismos públicos que ignoraban (pobres, qué sabrán de leyes) el Estatuto de los Trabajadores).

Me parece una garantía mencionar al EPIF, aunque haya un pequeño olvido, como que fue gracias a la presión de la FJI/Precarios que esta iniciativa salió adelante. O que la propia FJI considerase el EPIF como una solución mala pero aceptable, siendo transitoria. Y que el EPIF se modificase unilateralmente, traicionando un acuerdo firmado entre el ministerio y la FJI, y permitiendo con esa modificación que muchos investigadores quedasen en precario y que surgiesen numerosos problemas posteriormente.

En fin, relajado me quedo al comprobar que el gobierno se adherirá a la Carta Europea del Investigador (y al Código de Conducta de Contratación de Investigadores, que se olvida). Por fin, después de tantos años, después de tantas veces de decir desde el ministerio (MCyT, MEC, MICINN, cuál más) que la cumplían (demostrando, bien no haberse leído esa normativa, o bien ser unos mentirosos redomados). Y me relajo porque eso confirma que el GPS ha modificado tanto el borrador de la Ley de la Ciencia como sus enmiendas a la Proposición de Ley del Parlamento de Andalucía, puesto que tanto uno como las otras incumplían vergonzosamente esas normas básicas promulgadas por la Comisión Europea.

Por lo tanto, mi enhorabuena al GPS. Estoy ansioso por ver aprobada la Proposición de Ley del Parlamento de Andalucía tal como se presentó inicialmente, y por revisar el nuevo borrador de la Ley de la Ciencia.

Ay pillines, pero cómo nos habíais engañado. Mira que parecía que os habíais cargado la PL andaluza y que ese borrador era una chusta... menos mal que todo se aclara. ¿O no?

Nachete dijo...

Estimado Luis,

Tan solo una muestra de esos trabajadores inexistentes para el gobierno de tu partido: http://www.educacion.es/educacion/becas-y-ayudas/de-trabajo.html

¿Hasta cuando vamos a seguir permitiendo que se abuse de esta manera de los jóvenes licenciados?

¿Acaso nosotros no somos trabajadores y se nos puede mangonear y explotar al antojo de empresarios y gobiernos de turno?

Tal vez deberíais ir empezando a plantearos quitar la "O" de PSOE....

Antonio Martínez dijo...

Hola

Se agradece el comentario y el deseo de solucionar por fin un problema largamente arrastrado. Hay muchas personas que esperamos que sea de verdad, y que no sea un nuevo fiasco, como fue el EPIF o su antecesor.

En concreto, esperamos que de una vez por todas se legisle para que no haya becas, ninguna, que encubran trabajos de investigación (por tanto, sin limitar el alcance de la proposición de ley). Y esperamos que se reconozcan las cotizaciones "ahorradas" hasta la fecha, principalmente por las Administraciones Públicas, como se pide en la proposición de ley.

eulez dijo...

Estimado Luis Tomás,

Aquí viene otro a criticar. Lo siento mucho pero es que el Gobierno actual del PSOE (y no digamos el anterior del PP) ha mantenido el tema de los RRHH en Ciencia en pañales. Vamos a recordar una cosa básica: estamos en 2009. Si estas medidas de las que se habla aquí se hubiesen desarrollado en 1995 estaríamos siendo avanzados, si se hubiesen desarrollado en 2000 habría estado bien. Pero no, seguimos en 2009 y la carrera científica no existe. Y aunque lo hagáis, y aunque hagáis contratos para todos, y aunque prometáis el oro y el moro, miles de científicos ya habrán hecho su vida en otra parte, en otro país. Habiendo sido formados aquí, que es que tiene narices.

Por poner un caso, muchos investigadores de la élite científica
de este país, los Ramón y Cajal, se están quedando en el paro. ¿Por qué? Pues porque tienen que competir (otra vez!) por los contratos de estabilización I3P. Gente de cuarenta y tantos años, con familia, con varias decenas de publicaciones, suplicando porque en sus departamentos les hagan un contrato equivalente a ayudante a partir de proyectos de investigación.

Por favor, haced lo que tengáis que hacer, pero no os tiréis el moco, que ya estamos en mínimos. Que no es 1995.

Luis Tomás dijo...

Eulez, es bien cierto que este camino lo estamos recorriendo con retraso. Si en lugar de comenzar en 2005 lo hubiésemos hecho diez años antes, hoy probablemente estaríamos hablando de otra cosa. Sin duda, no fuimos capaces de aprovechar los años de crecimiento económico de la etapa de Aznar. Pero ocurrió tres cuartos de lo mismo con la convergencia europea desde el Acuerdo de Bolonia de 1999. Sólo a partir de 2007 nos hemos aplicado con intensidad y muchas de las tensiones actuales del proceso se podrían haber evitado. El problema que describes con los cajales es real y, sinceramente, no es nuestra pretensión tirarnos el moco sino abordar con seriedad el debate y aprobación de una nueva ley de la ciencia que signifique un nuevo impulso.
Antonio, voluntad no nos va a faltar para mejorar lo que tenemos y espero que además podamos contar con el apoyo de todos los grupos parlamentarios. Pero, ojo, no creo que debamos cargarnos la posibilidad de que sigan existiendo las becas que muchas fundaciones y entidades privadas están dotando. En todo caso, vigilar para que no sean un artilugio de subcontratación fraudulenta.
Nacho, no me explico cómo ahora que tenemos más medios tecnológicos que nunca hayamos perdido el contacto con los ciudadanos (voten o no). Y lo mas grave es que tu opinión es lo que reflejan las encuestas.
Saludos y buen fin de semana

Luis Tomás dijo...

Y Felipe, me alegro que la dirección que queremos dar a este asunto te ayude a tener algo de más tranquilidad. De cualquier modo, no podemos relajarnos. Ya sabemos por experiencia que cualquier tramitación parlamentaria se deja por el camino aspectos que nos hubiera gustado contemplar, bien por limitaciones de carácter jurídico ,por conjugar criterios técnicos o por la mera dinámica de la transacción parlamentaria.
Saludos

Antonio Martínez dijo...

Estimado Luis.

Contesto a una respuesta:
"No creo que debamos cargarnos la posibilidad de que sigan existiendo las becas que muchas fundaciones y entidades privadas están dotando"

No se trata de cargarse nada, sino de hacer las cosas bien. Si se dotan ayudas para personal investigador, que sean como deben ser, con seguridad social (y un salario digno, pero eso no se discute). ¿Que toca para menos? Sí, claro, pero lo contrario es instaurar la chapuza, algo desgraciadamente frecuente en la política científica.

Y rescato un comentario mío sin respuesta:
Esperamos que se reconozcan las cotizaciones "ahorradas" hasta ahora, principalmente por las administraciones públicas, tal y como está en la Proposición de Ley y ya fue aprobado por el PSOE (andaluz, en este caso). ¿O es que los investigadores que han sido maltratados históricamente con becas sin SS no merecen un reconocimiento en ese sentido?