martes, 16 de junio de 2009

Escalera a ninguna parte



Crisis económica, xenofobia y neofascismo.

Ha regresado al núcleo de nuestras preocupaciones el ascenso de las formaciones políticas involucionistas en el parlamento resultante de las pasadas elecciones europeas. En los días previos a estos comicios se dio a conocer un especial sobre "Crisis económica, xenofobia y neofascismo en España". Se trata del informe Raxen 2009 presentado por el Movimiento contra la Intolerancia que coordina Esteban Ibarra. Alerta este informe sobre la dureza del nuevo escenario al que se enfrentan los inmigrantes tras la irrupción de la crisis económica: "van a ser el chivo expiatorio de esta obscena crisis". Es tiempo de incertidumbre para millones de personas sobre las que se cierne la amenaza xenófoba de los intolerantes. Los resultados de las pasadas elecciones europeas no hacen sino incrementar la alerta ante el más que posible aumento del prejuicio xenófobo. Las encuestas oficiales constatan un repunto del rechazo a compartir empleo, educación y atención asistencial en condiciones de igualdad de trato.Los grupos de la ultraderecha en sintonía con el neofascismo europeo se crecen en las épocas de incertidumbre y crisis económica. Impulsan campañas de agitación y hostigamiento hacia los inmigrantes como las que podemos encontrar en la red. Hemos pasado en poco menos de diez años de un portal neofascista a casi 200 webs, blogs y foros que propugnan ideas xenófobas, niegan el holocausto y distribuyen material nazi. No se trata de un juego ni de un experimento como en la película de Dennis Gansel "La Ola". Sin ir más lejos, lo pueden comprobar asomándose al blog Jaén NR.

La batalla también se libra en You Tube. El informe Raxen denuncia la difusión de imágenes neonazis y agresiones xenófobas como las de los vídeos de palizas a inmigrantes en el barrio de Barona (Valencia). Una serie que incluye desde grabaciones de quema de inmigrantes hasta la agresión homófoba a un joven supuestamente homosexual. Los resultados electorales de la última convocatoria del parlamento europeo pueden actuar de estímulo a las formaciones ultras. El 18% de votos cosechado por la ultraderecha austríaca y su campaña de "occidente para los cristianos", el 17% de los islamófobos holandeses del Partido de la Libertad, la segunda fuerza política, los fascistas italianos que propugnan crear un estado-gueto gitano y los eurodiputados xenófobos del British National Party son una amenaza real y un riesgo serio por la probable actuación mimética en España de estos grupos. Entiendo la preocupación de Juan de Dios Ramírez Heredia, presidente de la Unión Romaní, cuando me solicita que haga público mi testimonio antirracista, que defienda los valores que significan el respeto a la dignidad humana y que en ningún caso me preste a pactar acciones conjuntas con diputados o diputadas que defienden ideas xenófobas o antieuropeas. Cuente con ello, Juan de Dios. Y cuenten también todos aquellos que siguen defendiendo los valores de la igualdad real con que iremos más lejos aún. Apoyaremos, debatiremos, mejoraremos cuando entre en el Congreso el anunciado Proyecto de Ley de Igualdad de Trato y Contra la Discriminación; una próxima iniciativa del Gobierno en cumplimiento del compromiso con nuestros electores. Venceremos al miedo.

8 comentarios:

Stultifer dijo...

Con la intolerancia no se alcanza el cielo ni se llega a ninguna parte. Me llevo la escalera

Anónimo dijo...

Perdona que no hable de tu última entrada, creo que la foto dará mucho que hablar LT. Si hasta Stultifer te la robó ya...
Ulmt,

Maldonado dijo...

Yo creo que la capacidad de difusión que ha supuesto internet y las nuevas tecnologías han ayudado a que los grupos marginales y ultras tengan más visibilidad, pero no creo que hayan aumentado mucho. Es más peligroso en el ámbito político, pero esto se debe a la incomparecencia del ciudadano medio, que de haber acudido a las urnas responsablemente habría hecho que estos grupos quedaran en la mínoría social que representan. Es hora de decir que este ascenso es culpa de los abstencionistas.

Stultifer dijo...

Los abstencionistas se limitan a no votar. No son culpables de ninguna situación en favor o en contra de ninguno de los partidos presentados. Es la estadística de lo hartos que están los ciudadanos de la falta de respuestas.

Luis Tomás dijo...

Stultifer y Maldonado,yo tampoco me atrevería a establecer una relación directa causa efecto entre el ascenso de las formaciones de la ultraderecha y la abstención, aunque es innegable que se aprovechan de esta situación. No pretendo generar una alarma innecesaria pero me preocupa la repercusión de los efectos de la crisis sobre los comportamientos sociológicos en relación a los inmigrantes y los diferentes. No hace mucho, el jefe del departamento antiterrorista de Escocia afirmaba que los neonazis son una amenaza latente tan seria como la de Al-qaeda.Habrá que aplicar políticas preventivas.

Maldonado dijo...

No es tanto que el abstencionista haga subir de forma directa a los marginales, sino que, paradojicamente, los ultras aprovechan más los instrumentos democráticos para socavarlos, y que la alta abstención no se lo dificulta.

En otro orden de cosas, creo que el abstencionista tiene muy buena prensa y escasa razón. Los políticos no tienen por qué tener respuestas -ni los científicos-, sino buscarlas. Las cosas por desgracia son más complejas de lo que a todos nos gustaría.

Rukaegos dijo...

De hecho, LT, al menos por mi zona, algunos de esos grupúsculos ultra debían de pensarse con posibilidades, porque hicieron todo un despliegue de medios y cartelería.

De momento sigue siendo una actitud marginal, pero me parece importante que quienes creemos en una sociedad sin exclusiones en la que tod@s podamos convivir demos testimonio claro y no entremos al trapo de la rebaja. Muchas izquierdas europeas han sido ñoñas con sus discursos sobre inmigración o xenofobia, han renunciado a parte de sus principios y en contra de lo que esperaban se han hundido más. Valores claros para un tiempo difícil. Si no, vamos mal.

Un saludo a la cántabra :)

Luis Tomás dijo...

Rukaegos, ¿no te parecen más preocupantes las actitudes y las personas que se ocultan bajo el paraguas de la gran derecha española unificada pero que llevan a esa formación a posiciones ultras en muchas materias? Tienes toda la razón en el tema de los grupos de izquierda europeos que han estado desaparecidos en esta pasada campaña.
Saludos