jueves, 12 de febrero de 2009

La Aduana para Málaga: Museo YA


¿Es así como trabaja el PP en el Ayuntamiento de Málaga por la capitalidad cultural 2016?
Foto: Carlos Criado //
En noviembre de 2007 se produjo la solicitud de la licencia de obras necesaria para comenzar las obras de rehabilitación del Palacio de la Aduana para Museo de Málaga. Un año después, el Ayuntamiento reacciona y, por fin, otorga una semilicencia condicionada, que no es licencia ni nada, sino otra etapa más de la carrera de obstáculos a la que se somete al Gobierno Central y al Autonómico con todos y cada uno de los proyectos que se desarrollan en la capital malagueña. Gobierna el PP, lo aclaro para quienes no lo sepan. Y se preguntarán: ¿Qué interés puede tener el gobierno municipal en dilatar la ejecución del proyecto del Museo de Málaga?

No hay explicación para esta carrera de obstáculos… a no ser que forme parte de una estrategia de confrontación partidista. Una estrategia de confrontación que no repara en utilizar las instituciones para hacer oposición al Gobierno, y que en Málaga ha tenido hitos importantes ligados a este proyecto cultural: Primero fue No a la Aduana como sede exclusiva del Museo. Los malagueños, con la ayuda de la Junta y de los Ministerios de Trabajo, Fomento y Administraciones Públicas, lo consiguieron. Despues vino el No a un proyecto potente de Museo para Málaga que se convertirá en el mayor museo estatal de Andalucía.
A continuación, No a facilitar la licencia de obras. Detrás de esta política: o se esconde una falta de sentido de la responsabilidad o bien una grave carencia de capacidad de gestión. Puede que ambos. Pese a todos estos obstáculos, el Museo de Málaga ha arrancado ya su marcha. Significará un antes y un después para la ciudad como lo fue el Museo Picasso. Y será una baza importante en la candidatura de Málaga a la capitalidad cultural europea de 2016. ¿A qué juegan los responsables del Ayuntamiento?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero bueno, el tema dlos cortijos no pasó a la historia? Dios los cría y ellos se junta.

José Antonio dijo...

Aparte razones electorales, no hay que olvidar quien ha defendido históricamente la cultura y quien ha defendido la fe, las supersticiones, el creacionismo, el arte taurino, etc.…

Luis Tomás dijo...

El tema de los cortijos políticos parece que se resiste a pasar a la historia, capítulo "caciquismo". La derecha los denuncia a diario pero lo practica con total desenvoltura. ¿Por qué será?

José Antonio: Aquí hay algo más que una concepción de la cultura. Sin duda, expresa una falta de respeto hacia las instituciones y un desprecio a la más elemental regla de limpieza en el juego político. Y lo más chocante es que lo haga alguien que presume de ello, y cuyo nombre conocen muchos malagueños. Se llama D.Francisco de la Torre.