lunes, 16 de marzo de 2009

Año europeo de la creatividad y la innovación

Madrid ha sido el escenario de INNOVAE, un acto organizado por el Gobierno de España para promocionar la actitud hacia la innovación en el marco del año europeo. ¿Año europeo? Sí, por decisión del Parlamento Europeo , aunque los medios de comunicación apenas se hicieron eco de la misma. Así que 2009 ya no es sólo el año de Darwin o el año de la Astronomía, que también lo es. Y el vídeo de inicio de la web INNOVACION2009 es su mejor tarjeta de presentación. Tanto como los mensajes vertidos en el día de hoy por los participantes de "Innovae": Juan Tomás Hernani, director general de la FECYT, Esko T. Aho, vicepresidente de Nokia, y Paul Krugman, premio nobel de economía, entre otros. La ministra Cristina Garmendia ha sido contundente: El conocimiento y la innovación son clave para salir reforzados de la crisis económica y en España estamos demostrando que podemos y queremos hacerlo. No en vano somos la 9ª potencia científica del mundo; la estadística nos revela que hemos cuadruplicado nuestra producción científica en las últimas dos décadas y en los cuatro últimos años hemos multiplicado por tres la inversión en I+D+i. Podemos y queremos, pero además estamos dando pasos firmes para hacer de la innovación una herramienta clave en la superación de la crisis. El presidente Zapatero, después de escuchar atentamente los mensajes "escalofriantes" de Krugman (¿prestigioso economista o profeta del apocalipsis?) ha dado una muestra inequívoca de su convicción en nuestra capacidad para salir airosos de este trance. ¿Dónde está la clave?

La clave es el cambio de patrón de crecimiento de nuestra economía, un nuevo patrón basado en el conocimiento y la innovación. Un modelo hacia el que ya nos dirigimos a través de una política fiscal adecuada al momento, las medidas del Plan E , y reformas estructurales del sistema. Todo para salir de esta crisis fortaleciendo el tejido productivo pero sin debilitar nuestro sistema social. Y atendiendo al impulso de las empresas y las administraciones hacia a cuatro ejes estratégicos definidos por Esko T. Aho: la creación de un mercado de servicios y productos innovadores, la provisión de recursos suficientes en investigación e innovación, el desarrollo de la movilidad estructural y la promoción de actitudes positivas hacia la ciencia y una cultura favorable al emprendimiento y el riesgo.
La innovación es también un riesgo psicológico. Los riesgos asociados al cambio frenan a veces la capacidad para reaccionar ante situaciones críticas. La recesión que experimenta la economía mundial no se arregla mirando fijamente la profundidad del precipicio. Como decía Ramón de Cala, socialista jerezano del último cuarto del siglo XIX, "los abismos no se pasean, los abismos se saltan".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

si somos la novena potencia del mundo en científicos somos la primera en fuga de éstos.
se les pagará algo más de dinero a ellos y algo menos a los políticos? y con políticos me refiero principalmente a los alcaldes

Luis Tomás dijo...

La fuga de cerebros es una de las debilidades de nuestro sistema español de ciencia y tecnología. Es justo reconocer que en los últimos años se ha hecho un esfuerzo importante a través del Programa de Incentivación de la Incorporación e Intensificación de la Actividad Investigadora (Programa I3)esfuerzo que se continua actualmente mediante los Programas Ramón y Cajal, Juan de la Cierva y Torres Quevedo. Su objetivo es fomentar la captación de investigadores de
alto nivel, y también de jóvenes con un buen potencial investigador, que deseen incorporarse o retornar al sistema de ciencia y tecnología español.
De acuerdo en que tenemos que destinar más recursos a estos programas y hacerlos duraderos en el tiempo. Sobre los sueldos de los políticos: lo que la sociedad estime. Puesto que es a la sociedad a la que servimos la que debe decidir cómo quiere retribuir esta actividad. ¿Nada que decir de las retribuciones de los futbolistas, por ej.?